Veni, Sancte SpiritusLA VIRGEN EN EL HIELOMentes tuorum visitaAmenNo puedo seguir, Hermano Oswin. ¡Puede! ¡Debe! Tómese de mi capa, Hermana Hilaria. ¡Gracias a Dios! ¡Mire, Hermana!
¡Mire! ¡Un refugio! Está frío, Hermano. Acérquese para entrar en calor. Debemos darnos calor o morir. ¿Dónde estás, Oswin? ¿Dónde estás, muchacho? Oh, Dios. Oh, Dios, Padre, perdóname. No quise hacer daño.
N- no quise hacer daño. Una hermosa noche, Hermano.Deus in adiutorium meum intendeDomine ad adiuvandum me festinaGloria Patri, et FilioEt Spiritui SanctoSicut erat in principio
et nunc et semper
Et in saecula saeculorumAmenId con Dios.Jesu Redemptor omniumIntende votis supplicumQui daemonis ne fraudibusPeriret orbis impetuMilord Beringar. Recibimos noticias hoy
del Sub-Prior Herward de Worcester. ¿Hermano Prior? Pregunta por dos niños. Son huérfanos a su cuidado. Parece, después del ataque
de la Emperatriz Maud, los envió a encontrar refugio aquí. Muchos han venido
buscando refugio de la guerra civil. Pero no estos dos. No. Hermano Cadfael, ¿preguntó entre
los heridos en la enfermería? Oh, sí, Padre. Y entre los recién llegados,
pero no hay noticias de ellos. – ¿Quiénes son estos niños?
– Hermano y hermana, nobles, Milord. Yves y Ermina Hugonin. Su tío le solicita entrar
a Shropshire, para buscarlos. ¿Por qué quiere mi permiso? Porque… .. apoya a la Emperatriz Maud
en su reclamo al trono. Abad Radulfus, se me nombró Asistente
del Sheriff por el Rey Stephen para mantener sus tierras libres
de las tropas de la Emperatriz. Da su palabra que no hará nada más
que buscar a los niños. Este hombre es un…
caballero, Milord. Un cruzado,
recién llegado de Tierra Santa. Cruzado o no, no permitiré
a los enemigos de Su Gracia que deambulen por aquí. ¡Padre Abad! ¡Venga rápido!
¡Encontraron al Hermano Oswin! ¡Está muriendo! ¿Dónde lo encontraron? Temprano en la mañana.
Por Clee Forest. Fui tras ovejas perdidas. Sino… Necesita calor o no despertará. Hermano Hospitalario,
caliente unas piedras en la cocina. – ¡Envuélvanlo en lienzos!
– Sí, Hermano. Debemos llevarlo a la enfermería. ¡Rápido! ¡Rápido! Intenté con vino,
pero su boca está rota. Oh, no, no, no, no, no. Su mente será todo confusión, pero,
gracias a Dios, su cabeza está bien. Quizás habría que sangrarlo. Ha sangrado lo suficiente. Aquí, esta herida de cuchillo,
su intención fue acabar con él. Pero tropezó con las costillas. No esperaron a estar seguros
de que hubiera muerto. – ¿”Esperaron,” Hermano?
– Por lo menos, tres. Dos de ellos sujetaron sus brazos. Aquí y aquí. Y el tercero lo apuñaló. ¿Qué hacía tan lejos de casa? Entregaba medicinas en tierras
de la Abadía. La granja Druels. Tomó una ruta extraña. No debería haber estado
cerca de Clee Forest. Que algo así suceda en vísperas
de la fiesta de Navidad. Haga lo que pueda por él, Hermano. Los Hermanos estarán
a su disposición. Vamos, rezaremos por la salud
del Hermano Oswin. ¿Trébol? ¿Hermano Jerome? ¿Qué está haciendo? Rezando por nuestro querido Hermano. Cuando hayamos limpiado
y vendado sus heridas, entonces podrá rezar. ¡No antes! Oswin. Oswin.
¡Tranquilo! ¡Tranquilo! ¡Estás en casa, ahora!
¡Estás a salvo! ¡Padre, perdóneme!
¡Hilaria! Besar… Besar sus labios. Yo… Ella estaba tan cálida, tan cálida. No quise hacer daño. Tan joven. Tan… hermosa. No prestará atención
a nada de lo que diga mientras se halle en esta condición. ¡Habló de labios, Hermano!
De besos. De abrazar a una mujer. Estas intimidades están prohibidas
en nuestra Orden. Se lo he dicho… no es él mismo. Por ahora, confórmese. ¿Vivirá? He hecho todo lo que he podido. Pero si su voluntad se ha quebrado… Cristo Señor, Cadfael.
¿Qué tipo de hombre haría tal cosa? Del tipo que mata
por deporte o por placer. ¿Qué pasaría si se encontrara con dos
huérfanos… perdidos en el camino? ¿Dejaron Worcester solos? No, había una joven monja con ellos.
La Hermana Hilaria. Era tutora de la niña. Bueno, se la reconocerá
por el hábito. – ¿Y los otros?
– Bueno, el niño… Yves tiene 12 y de mediana estatura
para su edad. La hermana, Ermina, tiene 15,
y es rubia como su hermano. El Sub-Prior escribió
que es muy bonita. Aún los sub-priores reconocen
la belleza cuando la ven. Debe permitir a su tío buscarlos. No permitiré un caballero
de la Emperatriz en tierras que administro
para el Rey. ¡Pero son niños, Hugh!
¿Los dejará allá afuera, abandonados? ¿Dije eso? Saldremos al amanecer. ¿Saldremos? Usted conoce estas tierras mejor
que cualquiera, aún bajo nieve. ¡Milord! Lleva muerta varios días. Hay dos más aquí. Asesinados por los bandidos
que atacaron al Hermano Oswin, ¿no? Pudo bien haber pasado por aquí. La granja Druel
está solo a unas millas. ¿Qué hacen aquí, entonces? Cadfael. ¿El chaleco de un cruzado, Milord? Abad Radulfus dijo que el tío
era un cruzado recién llegado de Jerusalén. Parece que envió una cuadrilla
de rescate, después de todo. ¿Habría hecho menos
si hubieran sido su familia? Vinieron aquí
por una buena causa, Hugh. Y han pagado. ¿El tío de los niños, el cruzado,
es desconocido para usted? 26 Años pasaron desde que dejé
St Symeon y Tierra Santa. Todo allí habrá cambiado. ¿Todo? ¿Aún Antioquía, donde vivía
una cierta viuda joven? ¿En la calle
de los Fabricantes de Velas? ¿Mariam? Mariam fue hace una vida. Sabe, yo tenía 18
la primera vez que fui. Un muchachito. Y todo un soldado de 30
cuando volvió. Si no me equivoco, ella honró
su llegada y su partida. Así fue… Así fue. ¿Qué estará quemando
un buen granjero como Master Druel en esta época del año? Este era el destino
del Hermano Oswin. No hay muertos.
Excepto los perros. Bandidos viviendo salvajemente
no tendrían cautivos. Matarían, sí.
Pero no tomarían prisioneros. No de esta clase tan simple. Milord. ¿Quién viene blandiendo armas? Hugh Beringar, Asistente del Sheriff
del condado. Estos son mis hombres. Y el Hermano Cadfael de Shrewsbury. John Druel, Milord, a su servicio. Perdone la bienvenida,
los tomé por bandidos. ¿Cuándo vinieron? Hace cuatro noches. Una docena, quizás más. No pudimos enfrentarlos…
solo huir. Se llevaron los animales. Pero salvamos nuestras vidas,
gracias a Dios. ¿Tiene idea de quiénes
pueden ser o de dónde? No. Pero parecían vestidos
como soldados de la Cruz. Master Druel, ¿vino mi novicio,
el Hermano Oswin, por aquí? Así fue. El día después del ataque. Dejó las medicinas y emprendió camino
tan rápido como pudo. ¿El camino hacia Shrewsbury? No, Hermano. Habiendo visto lo que pasamos, estaba ansioso por alguien
a quien se encontró en el camino. Personas huyendo de Worcester. ¿Worcester?
¿Está seguro? Le pidió vinieran con él aquí
para guiarlos hasta Shrewsbury. Pero ellos quisieron ir
a otra propiedad que conocían. ¿El Hermano Oswin
le dijo quiénes eran? ¿Algo como un niño y una niña
viajando con una monja? No, no lo hizo. Pero un extraño vino ayer,
preguntando por esas personas. – ¿Cómo era este extraño?
– No más de 30, 25 o 26, diría, más bajo que Su Señoría
y de piel oscura. Si oye noticias de él
o de los niños perdidos, envíeme un mensaje a Shrewsbury.Milord.Puedo decirle algo más
sobre el hombre de tez oscura. Se dijo leñador. Mantuvo su capa encima. Con este frío, no es sorpresa,
pero al caminar, vi los pliegues a su costado. Leñador o no, llevaba una espada. Para ganar tiempo, deberíamos
separarnos y buscar solos. No. Si hay bandidos… Bueno, entonces,
tendremos que buscar de noche. Si por milagro los niños escaparon,
no podemos esperar. Si nos separamos,
podemos cubrir el doble de terreno. Vamos. ¿Está seguro de eso, Hermano? No. Pero el Hermano Oswin
pronunció su nombre. Habló de ella en sus brazos. De pecado mortal. Desvaríos. Pudo ser nada más
que el resultado de la fiebre. En verdad pudo ser.
Pero, ¿y si no? ¿Qué más pudo ser? Recuerdos. No diga nada a nadie
de esto por ahora. Pero vigílelo de cerca, Hermano. Despacio, muchacho. ¡Yves! Está bien. Está bien. Soy el Hermano Cadfael de Shrewsbury. No soy amenaza para ti
ni para nadie. ¿Cómo es que me conoce? Te están buscando
por todo el condado, muchacho. ¿Dónde está tu hermana y su tutora? Perdidas. No lo sé. Llegamos… Llegamos a salvo
a la propiedad de Richard pero… .. los bandidos atacaron. Traté de seguirlas pero me perdí. Ten, toma mi capa. Voy a llevarte a Shrewsbury. Mina. Debemos encontrar a Ermina. No, debo llevarte a casa. Con suerte, Hugh Beringar
habrá encontrado a tu hermana. Esto debería aguantar
si vamos despacio. Espera aquí por mí, muchacho. – ¿Ocurre algo?
– No. No, no, nada. Pensé que era una oveja
atrapada en el hielo. Fue un error. Vamos. ¿Dónde estaba? Perdido en Clee Forest. ¿Y su hermana? Miren donde golpean. El Sub-Prior Herbert tenía razón. Lady Ermina era hermosa.Nunc Sancte nobis SpiritusUnum Patri cum FilioDignare promptus ingeriNostro refusus pectoriOs lingua mens sensus vigorConfessionem personentFlammescat igne caritasAccendat ardor proximosPraesta Pater piisimePatrique compar UniceCum Spiritu ParaclitoRegnans per omne saeculumAmenPaja. Y trébol. ¿Apuñalada? No, no tiene heridas. Es probable que se defendiera
de él… .. o de ellos. Esos gusanos cazan más felices
en grupo. Quizás lo hizo sangrar, arañó su rostro o mano
al intentar alejarlo. Comienza a magullarse. No, su cuello no tiene marcas,
no fue estrangulada. ¿Ve esto? ¿Ve esta decoloración
alrededor de sus labios y su mentón? Sofocada, seguramente…
mientras era deshonrada. ¿Deshonrada, Hermano? Hay señales.¿Hermano Cadfael?El Hermano Cadfael irá con usted
en un momento.
– Vuelva a la casa de huéspedes
y espérelo.No, Padre. Déjelo pasar.– No debe.
– Es un muchacho sensato. No hay necesidad de fingir que la violencia y la crueldad
no existen. Yves. Tenemos aquí un cadáver. No lo conoce ninguno de nosotros. ¿Lo mirarás y nos dirás
si conoces este rostro? ¡Hermano Cadfael!
Qué vergüenza… No hay nada que temer. ¿Cómo es que está aquí? ¿Y muerta? Se fue con el Hermano Oswin. Esta es la Hermana Hilaria
que vino con nosotros de Worcester. Entonces, ¿dónde está
tu hermana, Ermina? Nos encontramos con el Hermano Oswin
en el camino a Shrewsbury. Iba hacia la granja Druel
y dijo que viajáramos con él, que nos traería aquí, después. ¿Por qué no aceptaron
su ofrecimiento? Bueno, yo quería
y también la Hermana Hilaria, pero… .. Ermina estaba decidida a seguir
hacia las tierras de Richard. – ¿Richard?
– Richard Boterel, Padre. El prometido de Lady Ermina. Es lo que quiso siempre. Aceptó dejar Worcester
solo si íbamos con él. Dijo que estaríamos a salvo allí. ¡A salvo! ¿Y qué pasó? Llegamos a su propiedad
y hubo mucha celebración. A pedido de Ermina, Richard
envió por un párroco para casarlos al día siguiente. ¿Todo iba bien hasta allí? Así es, Padre. Pero una hora después,
nos despertaron ruidos en la puerta. ¿El Hermano Oswin? Sólo Dios sabe cómo nos encontró
en la tormenta. Vino a advertirnos. Gracias a Dios que lo hizo, porque
en minutos, los bandidos atacaron. ¿Supiste qué fue de tu hermana? Richard, creo, logró alejarla… .. del fuego y la lucha. Corrí. Todos corrimos… .. pero nos perdimos uno al otro. ¿Y la Hermana Hilaria? La vi irse hacia el bosque
con el Hermano Oswin. Oré porque Hilaria y el Hermano Oswin
hubieran escapado. No hay vergüenza en las lágrimas
cuando vale la pena verterlas. Todos nosotros aquí
estamos dolidos por él. Oswin tiene el alma más gentil. No amenaza, no hace daño a nadie. ¿Le relató lo que había pasado? No ha despertado aún. Pero sus heridas están sanando
y se fortalece cada día. Ven… .. ya lo has visto. Esta plaga necesita extinguirse
antes de propagarse, Cadfael. Debemos encontrar su escondite. Son parajes solitarios. Hay escondite suficiente
para mil bandidos. Déjeme ver. Dibujé este mapa con la ubicación
de varias hierbas en el área, pero… .. con suerte,
servirán nuestro propósito. Aquí está la granja Druel. La propiedad de los Boterel. El lugar donde encontramos
la partida de rescate. Clee Forest,
donde encontraron a Oswin. Y aquí encontré a la Hermana Hilaria. Hay una gran distancia
entre ese lugar y Clee Forest,
donde encontraron a Oswin. ¿Por qué, si corrieron juntos? Oh, Hilaria no fue asesinada
donde la encontramos. Murió en algún otro lado. Donde había paja y trébol. Al abrigo del viento hubiera sido
un lugar mejor para lo que hicieron. Creo que tendremos noticias peores
en la propiedad de Boterel. Milord Boterel. Milord Boterel… .. el oficial del Rey, Hugh Beringar viene de Shrewsbury. Y un monje. Hermano Cadfael, Milord. Son bienvenidos. Dios sabe que los necesitamos aquí. Así veo. Me temo me encuentra
en malas condiciones. He estado con fiebre
estos últimos días. Milord Boterel, desde que
el Sub-Prior de Worcester nos envió el mensaje
de que estaban perdidos, hemos buscado a Lady Ermina Hugonin
y a sus compañeros. A su Hermano, Yves,
lo hemos encontrado. – ¿Vivo?
– Oh, sí. Gracias a Dios. ¿Y a la Hermana Hilaria? La Hermana Hilaria está muerta. Deshonrada y asesinada. Seguramente por los mismos bandidos
que atacaron su hacienda. ¿Muerta? Oh, Dios, no. Pensé que había escapado
con el Hermano Oswin. ¿Dónde está Lady Ermina?
Yves dijo que escaparon juntos. No está aquí. Tampoco sé dónde está. Al jefe de los bandidos debe dolerle
el corte que le hice. Pero al final… .. no pude con él. ¿Cómo se siente ahora? Mucho mejor, Hermano. Tiene el toque que cura. No… no pude hacer más. Tenía que salvar a Ermina. Cabalgamos mucho,
profundo en el bosque. – ¿Cómo es que la perdió?
– Usted… .. no puede acusarme más
de lo que me acuso yo mismo. Estaba frenética, en llanto
por su Hermano y volvió a buscarlo. – ¿La dejó ir sola?
– No. Fui tras ella… .. pero la perdí en la oscuridad. Cabalgué unas millas hasta que
me desmayé y caí del caballo. Gracias a Dios mi criado
me encontró, sino… Bueno… .. debemos continuar la búsqueda. Si sabe de ella,
envíe un mensaje a Shrewsbury. Lo haré, Milord. Al menos ahora tengo mejor
mis piernas. Seguiré buscándola
hasta que la encuentre. Creo que debería descansar
un día o dos. ¿Sí? Y su mente, también.
Estamos todos en la misma búsqueda. Entre nosotros…
encontraremos a Ermina. El buen hombre se sienta en su casa
tranquilamente a curar sus heridas mientras su novia está perdida. Oh, no seas tan duro con él, Hugh. Ha sufrido mucho. ¿Dónde buscamos ahora? Me temo que nos detendremos por hoy.
Viene una tormenta del este. ¿Una tormenta? ¿Si no hay ni una brisa? Bueno, debo ir a vísperas. El Prior Robert y el Hermano Jerome
ya conocen mis errores de memoria. No estaría bien agregar
el llegar tarde a las oraciones. Vuelve a nosotros, Oswin. Te echo de menos, muchacho. Sacrificaría mil vasijas
por torpeza… .. solo vuelve. – Deberías estar en cama.
– No quiero dormir. Déjeme cuidarlo hasta después
de vísperas. ¿Ha dicho algo que nos ayude? – ¿No nos recuerda?
– No, todavía no. Pero lo hará. Muy bien, quédate con él si quieres.Deus in adiutorium meum intendeDomine ad adiuvandum me festinaGloria Patri, et FilioEt Spiritui SanctoSicut erat in principio
et nunc et semper
Tú no eres de aquí. Pero siento que te conozco. Oh, me viste unos breves momentos.
Mi nombre es Yves Hugonin. Viniste a advertirnos
a la finca de Boterel. La nieve amenazaba. Tenía que llevar unas medicinas. C- Cómo… El Hermano Cadfael me encontró
y me trajo aquí. Pero Ermina, mi hermana,
todavía está perdida. Había alguien más. Una monja. La Hermana Hilaria. Hilaria. ¡Hilaria! ¿Dónde está? Está aquí, Hermano. Con respeto tendida y amortajada. Esperando a sus Hermanas. La encontraron violada y asesinada. ¿Muerta? No. Está prohibido desear su regreso,
Hermano. Está con Dios, ahora. ¡Muerta! Que Dios me perdone.
¿Qué he hecho? Perdóneme, Hermana. Perdone mi debilidad,
mi pecado mortal. ¡Yo he provocado su muerte! No debe culparse. Acuéstese.
Está muy débil para levantarse. Se aferró a mí. No tenía miedo de estar conmigo. Tan cálida y confiada en mis brazos. ¡Oh, Dios, perdóname! Quédese con él.
Buscaré ayuda. ¿Qué he hecho? ¿Qué he hecho? ¡Oswin!Deus, et filius, et spiritus sanctus.¡Padre Abad! ¡Venga rápido! ¡El Hermano Oswin ha enloquecido! ¡Cadfael! ¡No servirá! Nunca los encontraremos
en esta tormenta. – Debemos.
– ¡No podemos! Es inútil. Cualquier pista que hayan dejado
ya no estará. Intentaremos de nuevo
cuando haya luz. ¡Vamos! Venga conmigo. Vamos. ¿Dijo él, “Yo maté
a la Hermana Hilaria,” o es el sentido que usted le ha dado? Repita sus mismas palabras,
Hermano Jerome. Dijo, “¡Perdóneme, Hermana. “Perdone mi debilidad,
mi pecado mortal. “He provocado su muerte!” ¿Por qué otra cosa, correría
el Hermano Oswin en la noche si no fuera culpable de algo? Su culpabilidad o inocencia
es decisión de la ley. No es suficiente decir que es así
sólo porque un fragmento encaja. ¿Un fragmento tan claro
como una confesión, Milord? Escuchen lo que dicen.
¿Qué están diciendo? ¿La violación y asesinato
de una joven monja? Por mi parte, no puedo creer
al Hermano Oswin capaz de tal acción. ¿Cadfael? No quiero creerlo pero…
no puedo negar que estuvieron juntos. Ahí tiene.
¿Lo ve? Aún el Hermano Cadfael
no lo defenderá, y el Hermano Oswin es su favorito. Es suficiente, Hermano Jerome. Pudo haber huido con la Hermana
Hilaria, del ataque a los Boterel, ¡pero eso no significa
lo que usted sugiere! Había sangre en el hábito
de la Hermana y el Hermano Oswin estaba herido. ¿Cree que fue capaz de atacarla
después de la golpiza que sufrió? Quizás lo hizo antes. Las heridas que recibió
de los bandidos pueden haber cubierto aquellas
de la Hermana Hilaria. También puede sugerir que la Tierra
se mueve alrededor del sol con tan pocas pruebas. ¡Una respuesta a un asunto
de vida o muerte debe ser una que lo explique todo! ¿Y si es la incorrecta? La verdad… nunca es
una respuesta incorrecta. ¡Hermano Oswin! ¡Volvamos! ¡Morirá aquí! ¡Está enfermo!
¡Debería estar en cama! ¡Yves! ¡Oswin! ¡Oswin! ¡Yves! ¡Yves! ¡Oswin! ¡Yves! ¡Yves! ¡Oswin! Oswin, han venido por nosotros. ¡Aquí! ¡Aquí! Gracias a Dios,
creí que nunca nos encontrarían. Bueno, bueno, ¿qué tenemos aquí?
¿Un huérfano de la tormenta? ¡Suéltenme! ¡¿Cómo se atreve?!
¡Dígale a sus hombres que me suelten! Guarin, pásame el juguete
que usa en la cintura. Plata. Con piedras preciosas
en la empuñadura. Muy bonita. Una de un par, quizás. ¿Dónde está la otra? ¿Con tu hermana, quizás?
¿Con Ermina? Oh, sí, Milord Hugonin. Sé quién es usted. Creo que su tío pagará muy bien
tenerlo de regreso. ¡Tráiganlo! ¡Vivo! Buenos días, milady Ermina. ¿Qué te ha pasado, niña? ¿Dónde has estado hasta ahora? En un refugio con un buen leñador,
y su esposa. Me… me encontraron perdida
en el bosque, después del ataque
a la hacienda de Richard. ¿Venías hacia aquí, entonces, cuando
el Hermano Cadfael te encontró? El leñador me indicó el camino. Me temo que fue un mal intercambio,
ganándome a mí pero perdiendo a Yves. Hija, estamos felices
de encontrarte a salvo y bien. Si hay algo que pueda hacer
para ayudar en la búsqueda. Hay algo que puedes hacer
para ayudarnos. Permanecer aquí. No salir de entre estas paredes
hasta que traigamos a tu hermano. Milord Beringar, ¿puede enviarle
estas buenas noticias a Lord Boterel? ¿Richard sobrevivió? Así es. No gracias a usted. Actuó muy tontamente, milady. Antes que regañarme, Milord, usaría
mejor sus energías buscando a Yves, y a mi tutora, la Hermana Hilaria. Deduzco que no hay
noticias de ella o… .. lo hubiera dicho. – Esto es culpa mía.
– No, nada de eso. Un hombre hizo esto y
sólo él debe responder. Si no hubiera estado decidida
a casarme con Richard… .. si hubiera aceptado ir
con el Hermano Oswin… .. la Hermana Hilaria
estaría viva ahora. Los “si” no tienen caso, niña. Hacemos lo que creemos conveniente. Respondemos por nuestra propia
maldad y dejamos el resto a Dios. ¿Dónde estaba Dios
cuando fue violada y asesinada? Estaba tomando nota de todo. Y haciendo un lugar para ella
a Su lado. ¿Desearías que regresase
de tal lugar? ¿Cómo pude hacer tanto daño?
No era mi intención. Aquí tienes. Ahora, milady,
tengo algunas preguntas… y espero respuestas directas. ¿Quién era este leñador que te trajo
tan cerca y no se mostró? Yo no estaba con ningún leñador. Le dije que había venido sola aquí. Dime la verdad.
Encontré huellas en el bosque mucho más grandes que las tuyas. Hermano Cadfael… ¿Qué pasaría si encontraran
hombres de mi tío aquí… .. buscándonos? Los tomarían como prisioneros
de guerra. Esa es la labor del Asistente
del Sheriff. Pero no la mía. ¿No traicionaría a ese hombre? No tomo partido aquí. Estoy seguro que Hugh Beringar
no esperaría que pensara igual que él siempre. Pero debo decirle que ya sabe
que hay extraños por aquí. Un hombre de piel oscura… .. que lleva una daga bajo su capa. Su nombre es Olivier De Bretagne. ¿Es francés? Sirio. Su madre era de ese país. Y su padre era caballero
de las Cruzadas. Pero se inclinó por la fe de su padre
y fue a Jerusalén donde sirve con mi tío. ¿Y no tuvo miedo de venir aquí,
a esta región tan revuelta? Él no teme a nada. Él es… .. el mismo coraje. Si lo viera sólo una vez
despertaría su afecto. Muy bien, tu campeón
está a salvo conmigo. No haré nada por delatarlo. Ahora cuéntame sobre Lord Boterel. Creí que lo amaba, pero… .. era una ilusión infantil. Por mi torpeza, puse
a mi hermano en peligro. Nunca antes pensé
que lo diría, pero Yves… .. significa mucho más para mí
que Richard. Es extraño como la amenaza de perder
a alguien nos hace valorarla más. Vuelve a la casa de huéspedes
y descansa. ¡Aquí viene Le Gaucher! ¿Debe ir? Sí, Padre, debo. Desde que el Hermano Oswin vino aquí,
ha sido como un hijo para mí. No debería haberlo dejado solo
con Yves. Ahora, mi insensatez
los ha perdido a ambos. Debo corregirlo. ¿Y si ordenara lo contrario? Entonces, vaya con mi bendición. Gracias, Padre. Entonces… dime. ¿Dónde está tu hermana? ¿Te mordiste la lengua de camino? Hablo cuando tengo algo que decir. ¿Dónde está? Cuando pregunto, muchacho,
el hombre sabio responde. ¿Cree que la traicionaría
para caer en sus manos? ¿Para terminar como
la Hermana Hilaria? ¡Vi lo que le hiciste, cerdo! ¿Cerdo? ¿Yo? Mejor te enseño como chillar. Guarin. Que te diga dónde está su hermana. Rompe lo que debas
pero no lo lastimes demasiado. Su tío no pagará si la mercadería
está demasiado dañada. Sí, Oswin estuvo
tendido aquí, Hermano. Casi no lo veo en la nieve. ¿Y el arroyo donde encontré
a la Hermana Hilaria? Eso está… ¿a cuánto desde aquí?
¿Una milla? Más o menos. Dígame, Master Dutton, ¿hay lugares
que se usen como graneros? Hay una choza o dos
que usamos los pastores. ¿Dónde está la más cercana? Creo que no podrá conmigo, Hermano. Creo que deberíamos
haber muerto ambos. Es rápido… para un anciano. Y usted muy descuidado para un joven. Debe siempre estar atento
al golpe inesperado. Olivier. ¿Sabe mi nombre? De Ermina, por supuesto. También está buscando a Yves. Y a otro. Lo oí llamarlo
en el bosque. Oswin. Un Hermano de mi casa. Fue víctima de los bandidos. Creo que ambos
estuvieron aquí anoche. Hay dos juegos de huellas
desde la choza al exterior. Encontré esto, enrollado en la paja. Es la capa de viaje de Oswin. Pero no la llevaba
cuando dejó la Abadía. Trébol. Un hábito de monja y su toca. Sangre. ¿Qué significa? ¿No le contó Ermina sobre su tutora,
la Hermana Hilaria? No. Esto le pertenecía. Fue violada y asesinada aquí. Y luego su cuerpo fue abandonado
en un arroyo a media milla. ¿Estaba con su Hermano Oswin? Sí. Vamos. Veamos dónde llevan estas huellas. Estas son las huellas de anoche. Muchos hombres y caballos,
como se puede ver. Y algo encima que chorreó sangre. Ovejas muertas, quizás. No, a menos que corra vino tinto
por sus venas. Rastrea bien… para un monje. Puedo seguir desde aquí. – Yves es mi responsabilidad.
– Y mía. Y la de Oswin, también. Hubo una sombra sobre él
la noche de la muerte de Hilaria. Todavía lo tortura. No veo signos de Yves u Oswin. Le Gaucher. Debería haberlo sabido. ¿Conoce al hombre? Ah, sí, Hermano, lo conozco. Su tío nos envió aquí a todos,
a buscar a Yves y a Ermina. Vine como escudero
del Capitán Renard. ¿Me está diciendo que estos bandidos
eran de la partida de búsqueda? ¿Qué pasó? Una vez fuera de vista, Le Gaucher
y el resto se amotinaron. Sólo otros dos y yo
permanecimos leales. Nos atacaron mientras dormíamos. ¿Y cómo escapó? Un regalo de Le Gaucher. ¡Está herido! Los otros no fueron tan afortunados. ¿Y qué pasó con su capitán? Fue el primero en morir. ¿Le molesta su herida? ¿Le ha puesto algo? – ¿Sabe de este tema?
– Un poco. Un ungüento fabricado por mí. Centaura y ortiga amarilla. Dudo hacerlo mejor.
Conoce de hierbas. Era… el arte de mi madre. Dígame, Olivier, este… capitán,
¿también usaba chaleco con la Cruz? Oh, sí. Nos guió en Tierra Santa. – ¿Lo encontraron?
– Sí. Le Gaucher no se preocupa
en ocultar su maldad. Pero esta noche lo atacaremos
para equilibrar los tantos. ¡Mocoso! Traes más problema que lo que vales. Te daré algo… para recordarme. Milord Hugonin,
Olivier De Bretagne a su servicio. Tranquilo, muchacho. Olivier es escudero de tu tío. Hermano Cadfael. ¿Cómo- Te explicaré todo
cuando salgamos de aquí. – ¿Dónde está Oswin?
– Fuimos a una choza anoche. Lo dejé allí. Vamos, debemos apurarnos. Sáquelo de aquí.
Le daré el tiempo que pueda. Por mi honor, lléveselo primero. Vamos. No necesita ver nada. ¡Corre, muchacho!
¡Rápido! ¡Atrás! ¡No se acerquen! Si alguien saca su arco…
¡él, muere! ¡Hagan lo que dice!
¡Atrás! ¡No! ¡Déjelo en paz! ¡He venido por él! Es mi amigo. ¡Tú! Oh, por Dios, creí que
te había despachado la primera vez. ¡Corre! ¡Ve con Dios, monje! Si has terminado con muchachos
y Hermanos, pelea con un hombre. Me haré un festín de tu corazón,
mestizo. Debe siempre estar atento
al golpe inesperado. Me hubiera gustado conocerlo mejor,
a tu salvador. ¿Quién es, Cadfael, este paladín? Es… el… leñador
que ayudó a Ermina. Parecen criar extraordinarios
leñadores por estas tierras. ¿Qué quiere hacer con estos animales,
Milord? Llévelos de regreso a Shrewsbury. Envíe mensajes a los que han sufrido
pérdidas, que vengan a reclamarlas. ¿Se ha terminado, entonces? ¿La actividad de los bandidos?
Sí. Le Gaucher pagó por sus crímenes. Pero no debe pagar
por los de alguien más. Ya no podrá hablar en su defensa,
y decir, “Hice esto y esto, pero la violación
y muerte de una monja… .. este hecho no es mío. ” ¿Lo duda? Aparte de la herida fatal,
su cuerpo no tiene marcas. Entonces… .. no es su sangre la que cubre
el hábito de Hilaria? No. Más que eso, estos bandidos
dejan a sus víctimas en el lugar. No les preocupa ocultarlas. El asesino de Hilaria intentó
esconder su crimen, sin duda horrorizado
de lo que había hecho. Si no la hubiera encontrado, hubiera
estado congelada en el agua hasta la primavera. ¿Está seguro que fue trasladada? Oh, seguro. Encontré una choza de pastores… .. apartada del lugar
donde la encontré. Los pastores la usan
para guardar forraje. Paja, trébol… .. como los que tomé
de sus dedos muertos. Su hábito y toca
estaban escondidos allí… .. junto a la capa de Oswin. ¡Yves! ¡Oh! Lindo baile le has dado a todos,
corriendo así en la noche. Podría decir lo mismo de ti, madam. Estoy seguro que tienen mucho que
decirse, pero Yves necesita descanso. – Pero, Hermano…
– Sin discusión. Como su médico, se lo ordeno. Milord, una palabra. Prior Robert desea hablar
con Milord Beringar solo, Hermano. Si hablan sobre el Hermano Oswin,
debo estar allí. No se le considera imparcial
en este asunto. ¿Que no soy imparcial? No es el único con ojos, Hermano. Yo lo vi tomar trébol del cabello
del Hermano Oswin cuando lo trajeron. Había trébol en la mano de la Hermana
Hilaria y usted no dijo nada. Hermano Jerome… ¡Se lo he dicho!
No lo quieren aquí. Ahora… confórmese. Lord Beringar nos dice que hay dudas de que la Hermana Hilaria
muriera a mano de bandidos. – ¿Hermano?
– Serias dudas. También dice que encontró
la capa del Hermano Oswin, ¡en la escena de su muerte
manchada de sangre! Sobre el corazón, sí. Así como lo estaba el hábito
y la toca de la Hermana Hilaria. Solo se mancharía así, si el Hermano
Oswin se hubiera tendido sobre ella ¡buscando satisfacer
sus deseos carnales! No nos da placer
decir estas cosas, Hermano. ¡Pero la Santidad de nuestra casa
debe ser preservada! ¡¿Qué pasaría si los deseos
pecaminosos nos contaminaran?! ¿Es que no teme la maldición eterna? ¡Nuestras almas están en peligro! ¡¿Y qué hay del alma
del Hermano Oswin?! ¿O es que no vale la pena salvarse? Me temo que el Hermano Oswin
se ha perdido ya, condenado por su propias palabras. Hermano Prior, ¿cómo puede juzgar a
un hombre enfermo en cuerpo y mente? ¡Nuestra única salvación reside
en la estricta obediencia a la regla! Sin la regla no hay orden. ¿Permitirá a nuestra casa consumirse en el caos que existe
más allá de estas paredes? ¡Si el precio del orden
es un alma inocente, es un precio muy alto que pagar! Hermano, se ha cortado en su acceso.
Yo lo atenderé. Gracias, Hermano.
Es mi mano derecha la que corté. – Hermano Prior…
– Es la izquierda la que sangra. Pero era la derecha
la que tenía la vasija. ¡Si desea curar, debería diferenciar la izquierda
de la derecha! Y yo también. He estado en la choza. ¿Recuerdas la choza
donde tú y la Hermana Hilaria buscaron refugio de la tormenta? Tenía tanto frío, Hermano. En verdad. Y dos pobres almas
atrapadas en tanto frío… .. debieron acurrucarse uno
en brazos de otro para sobrevivir. Yo quería tenderme con ella. Hermano, pensé esas cosas. Debo haberlas hecho… .. porque ella fue…
violada y asesinada. Su cuerpo fue escondido en vergüenza. Oswin… .. los pensamientos no son acciones. Y en ese espacio reside tu inocencia. ¿Soy… inocente? Oh, más allá de toda duda. Tu capa y su hábito estaban manchados
de sangre, pero del mismo lado. Ahora… .. si te hubieras
tendido sobre ella… .. habrías manchado su hábito
del lado opuesto. Oh, Dios… .. no debería haberla dejado. Por eso soy culpable de su muerte. Debería haber sido… más fuerte para resistir la tentación
y quedarme a su lado. No debes condenarte más allá
de lo que te corresponde. Todo lo que hiciste fue por cuidarla. ¿Qué más se necesitaba? Coraje. ¿Coraje? ¿Qué fue entonces, lo que te llevó
a desafiar a Le Gaucher? Salvaste la vida de Yves
en el campamento de los bandidos. ¿No fue eso coraje? Sólo la conocí unas pocas horas… .. aún así… Perdóneme, Hermano. No soy digno. Oswin… .. eres el mejor de todos. Pero pides demasiado de ti mismo. Y no valoras lo que sí has dado. Un día feliz, Hermano. Nunca pensé ver a mi Pippin de nuevo. Con nuestros… animales robados,
pudo haber sido un invierno terrible. En verdad, Master Dutton. Buen día, Milord. – Viene a reclamar lo que es suyo.
– Sí, Hermano. Parece que le estamos en deuda. Oh, este hermoso amigo, al menos,
escapó de los asaltantes. Es cierto. Es el mismo que nos llevó a Ermina
y a mí a salvo del ataque. Voy a… ver que
lo atiendan por usted. Gracias, Hermano. Milord Boterel. ¿Confío en que se haya
recuperado por completo? Me estoy recuperando…
no del todo aún. – Está bien para cabalgar, al menos.
– Mi cuerpo se cura, Milord. Hasta que encuentren a Ermina…
nunca estaré completo. Disculpe, tenía intención
de ir a sus tierras. – ¿Tiene noticias de ella?
– ¡No! Pero no desespere, Milord. Sus plegarias la trajeron a usted
a salvo una vez. Venga a la Abadía conmigo. Debemos orar por ella, juntos. Con gusto, Hermano. Hija… tienes un visitante. Ermina, mi amor, ¿por qué… ¿Por qué no me avisaste?
Te he estado buscando. Y es una gran alegría
que no la encontrara. O hubiera compartido el mismo destino
de su amiga y tutora, muerta aquí. Milord Boterel, yo lo acuso… .. y lo declaro el asesino
de la Hermana Hilaria. Hermano, ¿Qué-qué es
esta locura? Yo… – No sé nada de esto.
– ¿Nada? ¿Nada de una choza en Clee Forest? ¿Nada de una joven monja que se
refugió de la tormenta… .. solo para caer víctima
de su lujuria? ¿Nada de un arroyo helado
de camino a su propiedad? Pero la Hermana Hilaria fue asesinada por los mismos bandidos
que nos atacaron. Oh, sí, por supuesto. Allí fue donde lo hirieron,
¿no, Milord? Excepto que nunca sacó su espada
en defensa de su gente. ¿No, milady? Ermina, qué… ¿Qué le has dicho? No ha dicho nada. Habiendo elegido a un cobarde
por esposo, no podía admitir tal insensatez
ante el mundo. ¡Protegí a mi gente
lo mejor que pude! ¡Los dejó ser masacrados! A todos ellos. Incluyendo a mi hermano. Y me forzó a ir con usted
a la seguridad del bosque. Usted no fue apuñalado
en ningún combate por ningún jefe de bandidos,
como dijo, Milord. Vi a Le Gaucher peleando.
Era diestro. Un hombre diestro apuñala al corazón como atestiguan las heridas
del Hermano Oswin. – No escucharé nada más.
– Milord, ¡lo hará! Verá, la sangre que manchó la ropa
de la Hermana Hilaria estaban del lado del corazón,
el lado izquierdo. El hombre que sangró sobre ella
sangraba a la derecha, como usted. De todos modos, había una persona
que usaba su mano izquierda, que tenía un cuchillo y por como he
visto, tenía voluntad de usarlo. Y esa persona era Lady Ermina. Le dije que nunca me casaría
con un cobarde. No me había tocado hasta entonces. Pero cuando vio que perdería
tierras que pagaría con mi dote… .. fue otra historia. No es práctica inusual, tomar primero
y desposar después. Creí que lo había matado. Pero sobrevivió y la siguió,
solo, en la noche. De camino a su propiedad,
encontró la choza, y allí encontró a la Hermana Hilaria,
sola, durmiendo en el heno, envuelta en una capa de hombre. La capa del Hermano Oswin. No, ¡eso no es… eso no es verdad!Se vengó con ella por lo que Ermina
le había hecho
y por todo lo que no podría hacerle.No…La lucha de la pobre chica
reabrió la herida y volvió a sangrar.
Cuando terminó, las desvistió,la llevó al arroyo y la dejó allícomo una más de las víctimas
de los bandidos.
¡No puede probar nada de esto! Puedo probar que un caballo alto
y gris rozó su cuello en un clavo… .. fuera de la choza donde
la Hermana Hilaria fue asesinada. Encontré estos pelos de su melena
atrapados en el clavo. ¿Quiere compararlos…
con ese caballo en el establo? No. Sólo quería callarla. No matarla. Oh, Dios, perdóname. Oh, querido Dios, perdóname.¡Por favor, perdóname!¡Por favor!¿Por qué le pasó a Hilaria? El alma más buena y más inocente. ¿Qué había hecho? Prior Robert diría que estas cosas
se nos envían para probar nuestra fe. Debe haber mejores maneras. Hermano Oswin está
entre nosotros de nuevo. Bienvenido a casa, Hermano Oswin. Lo hemos echado de menos. Venga, únase a sus Hermanos
en el coro. Hay vino en la mesa. ¿Y dos copas? No dejaría su trabajo inconcluso. ¿Pero cómo sabía
que sería esta noche? Con Hugh Beringar vigilando
a su prisionero en el castillo, ¿qué mejor momento
para llevarse a los jóvenes? Incluso Ermina estará aquí pronto. ¿Cómo está tan seguro
de que puede confiar en mí? No sabe nada de mí. Sé, quizás, más de lo que cree. Conozco su nombre.
Sé a quién sirve. Sé que nació en Siria de madre siria
y de un caballero cruzado. Sé que tiene el corazón de Ermina. Y por esa mirada extasiada,
que ella tiene el suyo. Me temo que ella lo ha engañado. Y a sí misma. Para Ermina cada soldado
de las Cruzadas es nada menos que un noble caballero. Mi padre era un hombre sencillo,
hombres de Robert de Normandía. Ah. ¿Y tu madre? Una buena mujer… del Islam. Soy su hijo bastardo… .. atrapado entre fe y razas. Pero por eso, siento que he sido
bien criado, e igual a cualquier hombre
en la tierra. La mitad de la humanidad se une
sin bendición de ningún rito, y no necesariamente la peor mitad. Imagino que habla
de su propia experiencia. Oh… estuve en el mundo 40 años antes de aceptar esta disciplina
para mi cura. He sido… soldado, navegante,
y pecador. Incluso cruzado. Al menos eso fue puro, no importa
que la causa no alcanzara mis deseos. ¿Murió, su madre? No la habría dejado de otro modo. Era una pobre viuda con un puesto en el mercado
de Antioquía en la calle de los Fabricantes
de Velas. ¿Cómo era tu padre? Nunca lo conocí. Habían sido amantes mucho antes,
la primera vez que él vino a Siria. Pero se embarcó a Inglaterra
desde St Symeon después de su último encuentro. Nunca supo que tenía un hijo. ¿Cómo era su nombre? No quiso decírmelo. Pero a menudo lo elogiaba
como valiente y bondadoso. No puede haber mal en una unión
que la llenó de tanto amor y orgullo. Mi madre tenía el mismo nombre
que vuestra Lady Mary, aunque en nuestra lengua
se diría… Mariam. Quizás la conoció, si estuvo en Tierra Santa
o… o conoció a mi padre. Alguien como él, quizás. Una vez, hace tiempo. Pero… a tu madre… De lo que me has contado,
estoy seguro la recordaría… – Estamos listos.
– … toda mi vida. Hermano, le debemos tanto… Yves, entre amigos no hay deuda. Hijo… .. ve en paz.Este fue un golpe inesperado.Nunca penséque una criatura tan maravillosa
estuviera en este mundo
con mi sangre y la de Mariam
en sus venas.
¿Debería haberle dicho?No. ¿Qué necesidad tiene ahora
de un padre?
Pero por Tu Gracia le he visto.Me he sentado y he hablado con él
de tiempos pasados.
Le he besado y tengo motivos
de alegrarme por él.
Y podré alegrarme
el resto de mi vida.
¿Qué importa si estos ojos
no lo vuelven a ver?
Quizás lo hagan.¿Partieron sus jóvenes ya? ¿Qué más podría hacer? Su seguridad se había confiado
a la Hermana Hilaria, y cuando la encontré
esa responsabilidad se volvió mía. No haría que su misión fracasara. Bien… .. estarán con su tío
a tiempo para Navidad. Lo que lamento es no haber conocido
a su protector, el leñador de Ermina.¿Quién era, Cadfael?Era… .. el hijo del que cualquier padre
estaría orgulloso. Traducción
cm1454- Cecilia

Cadfael 1994 The Virgin in the Ice Spanish Subtitles
Tagged on:             

43 thoughts on “Cadfael 1994 The Virgin in the Ice Spanish Subtitles

  • June 2, 2014 at 3:57 am
    Permalink

    Thanks for the upload!

    Reply
  • July 8, 2014 at 7:37 pm
    Permalink

    Thanks for the upload.
    I watch these Cadfael episodes because they have an unusual setting but I must confess that the plots often sound implausible. 

    Reply
  • July 28, 2014 at 3:24 pm
    Permalink

    Love this series so much.  Thank you for the uploads.  The characters are so well cast.  Brother Jerome is vicious lap dog to the prior ( I can't remember his name).
    Just shows that you can find nasty people anywhere. 

    Reply
  • July 28, 2014 at 3:27 pm
    Permalink

    Just have to add that brother Cadfael and brother Oswin are really wonderful.  The actor that  plays Oswin is really great in the part.

    Reply
  • September 11, 2014 at 4:48 am
    Permalink

    Reci√©n la descubro en youtube -Muy buena!. Agradezco el subtitulado en espa√Īol.

    Reply
  • September 13, 2014 at 12:49 am
    Permalink

    Reply
  • September 19, 2014 at 10:35 pm
    Permalink

    Very touching episode. Me conmovió.

    Reply
  • December 8, 2014 at 4:37 am
    Permalink

    wish they had finished the whole series of books

    Reply
  • January 16, 2015 at 4:58 pm
    Permalink

    I have noticed that some of the monks use the expression Be content!"  So, a modern translation would be, what?  Chill out?

    Reply
  • March 8, 2015 at 8:38 pm
    Permalink

    Great writing from EP as ever.

    Reply
  • March 30, 2015 at 4:41 pm
    Permalink

    Cadfaels son! I didn't see that coming. Thank you so much for uploading this great series:)

    Reply
  • June 6, 2015 at 7:14 am
    Permalink

    Thank you  for post, great episode.

    Reply
  • June 9, 2015 at 4:36 pm
    Permalink

    Thank you for the upload…I so loved this series when it first came out and I enjoy it so much more now compared with all the other contemporary murder mystery series that are produced, this is in a class all its own

    Reply
  • June 20, 2015 at 3:58 am
    Permalink

    So¬†Olivier is Cadfael's own son….. ¬†Amazing series. Thank you for uploading.

    Reply
  • July 7, 2015 at 5:39 am
    Permalink

    T.T era su hijo… ¬°Qu√© hermoso!

    Reply
  • July 8, 2015 at 10:58 pm
    Permalink

    Una pregunta, estimada gente de De √Čpoca: ¬Ņser√≠a posible que publicaran en uno de sus canales la miniserie completa de Clarissa Harlowe? Aqu√≠ en YouTube pueden encontrar la miniserie completa y sin subt√≠tulos (al rato proporciono el nombre de la usuaria; yo tambi√©n tengo la miniserie, pero los subt√≠tulos est√°n en chino).

    Reply
  • July 13, 2015 at 7:55 pm
    Permalink

    Master Dutton's dog is a schipperke!

    Reply
  • August 19, 2015 at 12:46 pm
    Permalink

    One of the best actors of all time Derek Jacobi

    Reply
  • September 8, 2015 at 11:06 pm
    Permalink

    Preciosa. es uno de los episodios que m√°s me ha gustado. Bonita,Bonita. Gracias gatito por compartirla.

    Reply
  • September 17, 2015 at 12:06 am
    Permalink

    Thank you for postingūüėé

    Reply
  • November 21, 2015 at 8:22 am
    Permalink

    "Oswin"'s acting is PERFECT

    Reply
  • December 2, 2015 at 6:05 am
    Permalink

    some one asked about the music for the show. the composer was a man named Colin Towns maybe that will help

    Reply
  • December 28, 2015 at 6:07 pm
    Permalink

    52:34 That sergeant is usually such a dick to Cadfael, but just this once I'm glad to see him.

    Reply
  • January 30, 2016 at 1:05 pm
    Permalink

    !!! gracias !!!

    Reply
  • February 10, 2016 at 9:11 am
    Permalink

    Me encant√≥ esta historia…! Esta es la sexta que veo y parecer ser… que fue la √ļltima… ¬°Qu√© l√°stima…!. Me acord√© de "El nombre de la Rosa' de Umberto Eco… De todas formas, muchas gracias por compartirlas y te deseo mucha suerte…

    Reply
  • February 16, 2016 at 6:57 am
    Permalink

    Brother Jerome's such a little reptile…don't ya just luv to hate him. Great acting on behalf of the actor in the role.

    Reply
  • March 14, 2016 at 4:06 am
    Permalink

    Muy buena película!!!! Excelente tu canal!!! Gracias!!!

    Reply
  • August 24, 2016 at 8:35 pm
    Permalink

    I watched this episode many years ago, but never picked up that Cadfael was the father.

    Reply
  • October 27, 2016 at 5:36 am
    Permalink

    Now that's good writing, directing and acting…

    Reply
  • December 8, 2016 at 4:38 am
    Permalink

    Gracias, todas las historias conmovedoras, feliz de haberlas disfrutado.Suerte y bendiciones.

    Reply
  • December 13, 2016 at 4:54 pm
    Permalink

    back in those days their feet must have been very cold due to the snow.

    Reply
  • December 13, 2016 at 5:03 pm
    Permalink

    as a horsey person why have the horses all have summer coats!

    Reply
  • January 11, 2017 at 1:57 am
    Permalink

    Most agreeable.

    Reply
  • January 13, 2017 at 1:59 am
    Permalink

    ought to put brother jerome to the sword, he's more of a Judas, and a backstabber, than a forgiving monk

    Reply
  • February 11, 2017 at 10:40 pm
    Permalink

    brother jerome is such an awful shit

    Reply
  • February 15, 2017 at 12:44 am
    Permalink

    Can you just imagine the body odor of these folks. No deodorant back then and probably didn't bath for days on end.

    Reply
  • February 18, 2017 at 11:03 pm
    Permalink

    CADFAEL ‚Äď DEREK JACOBI ‚Äď ITV 1994-1998

    This series is interesting for many reasons. First of all, it is well done in a real setting, with a real abbey church and abbey, Shrewsbury Abbey, real stone and not plywood. The costumes and the quality of life in this twelfth century England are credible. The mud and the dirt are constantly present. The medicine of the time and the agriculture of the time are also in many ways true to what it was. The Benedictines are often called the engineers of the Middle Ages, and they were. A quick look in one episode on the scriptorium is probably not enough about that intellectual and technological importance of the order. They saved the libraries and the knowledge of the Roman Empire and brought it out when needed, particularly starting in the tenth century to develop the green revolution and later on the proto-industrial revolution centered on water mills, a Roman invention that the Romans did not use since they had slaves.

    The think that is missing though is the fact that this evolution was based on the religious reform of the 9th century that imposed the fifty two Sundays as days without work, plus the three religious festivities, Nativity, Passion and Assumption, altogether seventy-five days without human work. You can imagine how important it was to invent the horse collar, crop rotation, fertilizing, and these water mills that replaced so many men and women, even children, making the dream of a society centered on religion and without slaves a possible dream. We do not see these realities and these events enough.

    It is interesting too because many episodes are on the background of a civil war between a king and some rebels. King Stephen reigned from 1135 to 1154. This civil war connected with Wales as for the rebels is depicted as violent, brutal and absolutely unreliable. The monks were supposed to be neutral and at the same time supporting the King. Complicated. It is surprising though that the religious status they had was too often enough to protect them against the villains on either side. But this civil war was only an event that enabled the suspense to work in the episodes.

    The main interest is of course in the mysteries and crimes that happen in this context. Brother Cadfael is an ex-crusader who came back and did not hold his promise to go back to the woman he left waiting behind. Instead he joined the Benedictine order. But he developed a vast knowledge on plants and cures for many ailments and his mind was also very speculative about the motivations of people and he was often called upon to investigate this or that strange situation with one or two dead people. He is of course very innovative, and yet we know that these Benedictines were very clever as for disentangling some complicated situation. We of course think of ‚ÄúThe Name of the Rose.‚ÄĚ

    The murders, or at times mysterious deaths, were always dealt with in a modern way and the solution is never really what we expect. The director and the author play on our nerves and let us believe we know, though at times this piece of truth is so obvious that we know they want us to think we know, and the last twist reveals that we were wrong all along, just like Cadfael actually. That makes the stories interesting just at that level and the Crime Scene Investigation is always rich and tricky.

    For all these reasons I think this series should satisfy many people who want to be titillated with mystery, crime and a spiritual dimension which is at times perverse but most of the time just real. Some of the monks are real obnoxious people, selfish, self-centered, frankly racist or segregationist. But some others are full of compassion and patience and they are those who carry the day in the end.

    Dr. Jacques COULARDEAU

    Reply
  • March 3, 2017 at 3:03 am
    Permalink

    An over all, excellent series, have enjoyed them from their original broadcast premiers, onward. But, from the 1st time..I really wished that either the Director or Producers would have displayed a much Greater of the Language-the Old English, as well as other, 'tongues' that were the common lingua franca of the day..It would be awesome to hear Brother Cadfael chatting away with one of the other monks in LATIN, then turn and converse with one of the shire-folks in O.E. I feel that a 'scholarly scripted' re-Booting of the series is in order; but I fear that the temptation to turn it into some 'B.S.' mock-up a la an FX, or Spike or WE channel missed-conceived 'politically corrected, out-of-time-and -place sex Romp, would Rule, with Forced diversity all of which, when laced together, would look like a fattened goose, fit only for the oven-fires of the Monastery.

    Reply
  • March 21, 2017 at 10:46 pm
    Permalink

    The actors who play Olivier de Bretagne and Ermina appear in the soap The Royal, Oswin is in Emmerdale!

    Reply
  • August 19, 2018 at 8:36 am
    Permalink

    A moving episode….wonderful series…thank you ….

    Reply
  • December 19, 2018 at 1:09 am
    Permalink

    My absolute favourite episode. Thanks for this.

    Reply
  • July 15, 2019 at 2:24 am
    Permalink

    " That will do Brother Jerome!! " ūüôā

    Reply
  • August 6, 2019 at 5:00 pm
    Permalink

    but he spoke of LIPS brother!

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *